Los largos supervivientes, la otra cara del cáncer

Los largos supervivientes, la otra cara del cáncer, en su Día Mundial

Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Tal y como se celebra cada año, hoy 4 de junio ponemos el foco en los largos supervivientes se conmemora el Día Mundial del Superviviente de Cáncer con el simple objetivo de sensibilizar sobre la importancia y el impacto que provoca esta enfermedad en nuestra sociedad.

En España, a día de hoy, se estima que existen más de 1.500.000 personas que han logrado sobrevivir al cáncer y que cada año logran superarlo más de 100.000.

Durante muchos años, la lucha común en el cáncer estaba orientada a la investigación y al estudio de nuevas terapias para salvar vidas; con el desarrollo de novedosos tratamientos, el escenario para los pacientes se ha ido transformando y ha ido dando paso a un perfil totalmente distinto: los largos supervivientes.

La soledad de los largos superviviente, una tarea pendiente

Los largos supervivientes, los grandes olvidados

Una vez que el paciente ha sido dado de alta tras pasar varios años en el Servicio de Oncología o se le ha pasado a considerar como potencialmente curado, los largos supervivientes se enfrentan a todo un abismo de posibilidades, con necesidades tan distintas como seguir con su asistencia sanitaria hasta aspectos básicos o del ámbito social; todo ello rodeado de esa inquietud constante al futuro de todos aquellos que han pasado por mucho. Se les presenta un momento de gran incertidumbre.

Con la vista puesta en esas necesidades se ha creado este Día Mundial, para dar voz a todas las personas que aunque ya no siguen luchando contra el cáncer, siguen batallando para encontrar su lugar tras todo lo vivido. Que el paciente no se sienta sólo en su nueva andadura como “largo superviviente” sigue siendo una tarea pendiente.

Tan necesario sigue siendo sentar las bases para que el paciente se sienta acompañado en los diferentes niveles asistenciales que vaya a necesitar como dar voz a las consecuencias y las situaciones en las que se encuentran los largos supervivientes de un cáncer. Los avances en las técnicas y la reiteración de la importancia de la detección precoz de un tumor permiten la cura de más pacientes e incluso llegar a cronificar la enfermedad en según qué tumores.

Todo esto supone un continuo seguimiento para los largos supervivientes, no sólo para la detección de posibles recaídas que puedan tener, sino también para ayudarles a sobrellevar las secuelas, los posibles efectos secundarios y otras dificultades que se manifiesten, como pueden ser la hipertensión o la aparición de la diabetes. Una necesaria atención para sobrevivir a esta enfermedad pero también el poder hacerlo con la mayor calidad de vida posible. A esto hay que añadir el poner sobre la mesa todos los problemas psicosociales que derivan de esta enfermedad sumándose a una sociedad con una esperanza de vida en constante aumento.

La tasa de supervivencia, cada vez más elevada

Si hablamos de cifras, con los avances en investigación, en las técnicas y en todo lo relativo a la prevención, actualmente la tasa de supervivencia es del 55’3% en hombres y 61’7% en mujeres.

Cuando se habla de inversión no sólo se está hablando a nivel económico, sino en apostar por dar una mejor respuesta a las necesidades de las personas enfermas, ayudando a que todos tengan acceso a la medicina y a poder optar a los tratamientos más innovadores.

Hay algunos tipos de cáncer como son los de páncreas, pulmón, esófago, estómago e hígado que continúan con una tasa de supervivencia baja o estancada, es decir, inferior al 30%.

Terapias pioneras para continuar luchando

Para llegar a aumentar el número de los largos supervivientes hay que seguir investigando y apostando por técnicas novedosas. Unos avances como los que se llevan a cabo aquí en INMOA, Instituto Médico de Oncología Avanzada, con unos tratamientos “únicos, eficaces y al alcance de la mayoría”.

Estos tratamientos van enfocados a aumentar de manera clara la supervivencia mejorando la calidad de vida de los pacientes, todos ellos con evidencia científica demostrada. La mayoría de ellos carecen de efectos secundarios significativos, de gran ayuda para los pacientes que están padeciendo cáncer y para todos aquellos que lo han llegado a padecer.

INMOA es el primer centro de oncothermia de España, dirigido por la Dra. Elisabeth Arrojo, que dispone de una de las tecnologías más punteras para llevar a cabo este tipo de técnica, dirigida a la destrucción de células malignas.

Un tratamiento pionero que no excluye la necesidad de seguir investigando y buscando novedades para dar una máxima eficacia al paciente en su lucha contra el cáncer. Además, desde INMOA realzan la necesidad de una buena alimentación.

¿Llevan una mala alimentación los supervivientes de cáncer?

Las personas que han padecido y superado un cáncer tienden a consumir menos fibra y más calorías vacías, como es el caso de los azúcares añadidos. Sería importante para estos pacientes realizar cambios en la dieta que incluyan más fibra, frutas y verduras a la vez que menos grasa, sodio y azúcar.

Es fundamental que los supervivientes al cáncer fortalezcan su idea de dar el valor que corresponde a una dieta saludable; por ello, la Dra. Arrojo, junto al chef Pablo Balbona, han publicado el libro ‘Cocinando tu salud’ para ayudarles con el objetivo de saber “qué comer para curar y prevenir el cáncer”.

La nutrición juega un papel primordial tanto para prevenir enfermedades como para el fortalecimiento del organismo, sobre todo para aquellas personas como los largos supervivientes al cáncer y por las que hoy se conmemora su Día.

Testimonios de vida y anecdotas e historias de los pacientes de inmoa
Noticias

Testimonios de vida de nuestros pacientes

Anécdotas e historias de los pacientes de INMOA que son puros testimonios de vida Hace poco he tenido la oportunidad de conversar con Diego, coordinador