4 reflexiones sobre Oxígeno y cáncer, un área de investigación activa

Oxígeno y cáncer, un área de investigación activa

Oxígeno y cáncer área de investigación activa
Compartir
Compartir en facebook
Compartir en linkedin
Compartir en twitter
Compartir en email

Oxígeno y cáncer, un campo de investigación activa


🔬​La relación entre oxígeno y cáncer

La relación entre el oxígeno y el cáncer es un tema en el que los hallazgos e investigaciones van presentándose de manera continua.

La Doctora Elisabeth Arrojo, Premio Europeo de Oncología y Directora Médica del Instituto Médico de Oncología Avanzada, INMOA, declara que,

“El aumento de la concentración de oxígeno puede ser beneficioso para enfermedades como el cáncer, en las que la anemia es un signo frecuente”

La oncóloga añade además que:

“Es más, el ambiente rico en oxígeno resulta perjudicial para las células cancerígenas”.

Hay evidencia que sugiere que un ambiente rico en oxígeno puede tener beneficios en ciertos contextos relacionados con el cáncer. Por otro lado la relación entre el oxígeno y el cáncer es compleja, depende de muchos factores. Veamos más acerca de ello.

🔬El mecanismo por el que las células se adaptan a los diferentes niveles de oxígeno

El mecanismo por el que las células sienten y se adaptan a los cambios en la disponibilidad de oxígeno ha supuesto abrir una nueva línea de investigación e innovación frente al cáncer y otras enfermedades.

Este descubrimiento le supuso el Premio Nobel de Fisiología a los 3 investigadores implicados en el mismo (Ratcliffe, Kaelin y Semenza).

Este es uno de los procesos adaptativos más importes de la vida. El mayor o menor nivel de oxígeno afecta al metabolismo celular y las funciones fisiológicas.

El oxígeno es necesario para que las mitocondrias presentes en todas las células puedan convertir los nutrientes en energía, por lo que un nivel adecuado de oxígeno es fundamental para la salud de las células y tejidos.

Se sabe que la arteria carótida es la que «pide» al cerebro que aumente la respiración cuando los niveles de oxígeno son bajos, lo que se conoce como «hipoxia».

Cuando los niveles de oxígeno son bajos, el cuerpo se defiende incrementando la producción de glóbulos rojos, que transportan el oxígeno por la sangre, elevando la hormona eritropoyetina (EPO).

Esta maquinaria regulada por el oxígeno es «utilizada» por los tumores para estimular la formación de vasos sanguíneos y contribuir así a la proliferación de células malignas.

🔬La falta de oxígeno puede contribuir al crecimiento del cáncer

Un estudio publicado en Nature revela que la falta de oxígeno en las células tumorales contribuye al crecimiento de la enfermedad, porque produce cambios en la expresión génica de las células (Lambrechts y Thienpont).

El trabajo mostró que el mantenimiento adecuado del suministro de oxígeno en los tumores podría inhibir los cambios anormales en las moléculas relacionadas con el ADN que no son mutaciones (aberraciones epigenéticas).

Los variaciones anormales en el nivel de oxígeno alteran la función celular, ayudan a la supervivencia y crecimiento de las células cancerosas y también producen cambios que, aunque no afectan al código genético, cambian la función de los genes en beneficio de las células cancerosas.

Aunque el origen de estos cambios todavía no se conoce con exactitud, la hipoxia o falta de oxígeno puede contribuir al crecimiento de tumores mediante la activación del Factor Inducible por Hipoxia (HIF-1).

La hipoxia activa la proteína HIF-1, y con ello la respuesta a la escasez de oxígeno. Esta proteína controla la expresión de más de cien genes, incluyendo genes que controlan el desarrollo de vasos sanguíneos y transportadores de glucosa.

Aunque este mecanismo demuestra cómo la falta de oxígeno en las células tumorales puede contribuir al crecimiento del cáncer, sin embargo, es importante destacar que la relación entre el oxígeno y el cáncer es un área de investigación activa y los detalles pueden variar dependiendo del tipo específico de cáncer.

🔬Pasar de aerobias a anaerobias ante la falta de oxígeno

Por ejemplo, otro aspecto de la relación entre oxígeno y cáncer es que las células tumorales son capaces de cambiar su metabolismo cuando hay falta de oxígeno.

Dejan de depender de la respiración aeróbica y recurren a la descomposición de la glucosa (glucolisis), para obtener energía, lo que les permite sobrevivir y proliferar aunque haya bajo nivel de oxígeno.

Las relaciones entre oxígeno y cáncer son complejas y es necesario investigar más acerca de sus mecanismos, la diferencia de sus efectos en momentos concreto de desarrollo de células tumorales y su comportamiento en diversos tipos de tumores.

🔬Otra relación entre oxígeno y cáncer: contaminación ambiental y cáncer de pulmón

Un estudio de Clofent, Culebras, Loor y Cruz, integrantes del Servicio de Neumología de Hospital Universitario Vall d’Hebron, Barcelona, estudia el poder carcinogénico del aire que respiramos.

En él, aparte de ocuparse de los contaminantes atmosféricos más habituales naturales y creados por la acción humana que suelen presentarse en partículas en suspensión y cuyo diámetro determina su capacidad de penetración en la vía aérea, también relaciona en cierta medida que la reducción de la calidad del aire y de la concentración de oxígeno está relacionada con un aumento en la incidencia de cáncer de pulmón.